El jinete de FarFarOut

 



Planeta FarFarOut

 

El líder alzó la voz.

—Localicen a Crom XZ.

Los consejeros se miraban unos a otros, pero ninguno dijo nada.

Los drones centinela no tardaron en encontrarlo. Tras realizar el estricto protocolo de identificación del sujeto, le transmitieron el mensaje del comité de sabios en el que se solicitaba su presencia.

Custodiado por un fámulo, XZ atravesó el majestuoso pasillo central del palacio colgante de la ciudadela. Al abrirse las puertas metálicas de la cámara donde tenía lugar la asamblea, un leve murmullo comenzó a extenderse por la sala. Todos habían oído hablar de Crom, pero la mayoría era la primera vez que lo veían en persona.

—Siéntese, por favor—ordenó el líder.

—Usted dirá, señor—dijo Crom relajado sobre el asiento. 

—Debe viajar a la Tierra en una misión de rescate. Enviamos allí a uno de nuestros científicos. Hemos perdido el contacto y podría estar en peligro.

—Suena interesante, señor. Voy a necesitar la actualización más reciente del mapa de agujeros de gusano, hace tiempo que no visito la Tierra. Y por supuesto, el último informe enviado por nuestro hombre.

—Lo tiene todo dispuesto en su nave. Y algo más—añadió el líder—, el explorador es una mujer, una de las mentes más brillantes de nuestro planeta. Tráigala con vida, se lo ordeno.

—Entonces, no perdamos más tiempo, señor.

—Una última cosa, XZ. No nos falle.

Crom se puso de pie y caminó hacia la salida. Podía sentir todas las miradas clavadas en su espalda. Sonrió. Era algo a lo que estaba acostumbrado, y además le encantaba.

 

La Tierra


Neeah con sus conocimientos en software y computación hubiese podido ganar un premio Nobel, pero el azar jugó sus cartas y la condujo a la mina de Bitcoins. Lo que en principio fue pura curiosidad, en menos de un año la había convertido en la reina de la moneda virtual. El dinero fluía, no obstante, a ella nunca le sedujo. Puso en peligro la misión al mezclarse con humanos, experimentar sus emociones y fue esta forma de ver la vida, tan diferente a la de FarFarOut, la que le voló la cabeza. Por eso, había decidido quedarse.

Aunque hoy, no era precisamente su mejor día en la Tierra.

En la vieja fábrica que utilizaba como centro de operaciones, permanecía sentada en una silla y cuatro hombres le apuntaban con sus pistolas.

—Danos la contraseña del administrador del sistema—dijo uno de los tipos.

—La contraseña es gorila—respondió Neeah, esbozando una preciosa sonrisa—. La primera en mayúsculas.

El tipo abofeteó el rostro de la chica.

—La contraseña o disparo.

La puerta de la fábrica emitió un ruido chirriante al abrirse. Los cuatro matones se giraron y vieron a un hombre con una extraña pistola en la mano.

—¿Quién coño eres tú? —preguntó el que parecía ser el jefe.

—Soltad a la chica o moriréis—respondió Crom.

Las carcajadas retumbaron contra las paredes de la fábrica. 

—Tira el arma, cretino—dijo uno de los matones.

XZ evaluó la mejor opción.

Pew, Pew, Pew. Efectuó tres rápidos disparos con su pistola laser.

El primero impactó en la frente de uno de los hombres calcinando parte de su cuero cabelludo. El cuerpo cayó inerte sobre Neeah. El segundo atravesó el corazón a otro de los tipos y terminó con su vida en el acto. El tercer disparo acertó de lleno en uno de los Racks de servidores, provocando una lluvia de chispas.

Crom corrió agachado y se resguardó tras una mesa llena de pantallas. Por su parte, Neeah se acercó por detrás a uno de sus captores y con un barrido, lo derribó. El arma del hombre salió volando hacia un lado.

Pew. Crom acabó con él antes de que pudiera levantarse.

El último de los cuatro se ocultaba tras una columna. Los disparos del láser estaban destruyendo los ladrillos y el hombre corrió para cambiar de escondite. No tuvo tiempo, Neeah recogió la pistola del suelo para terminar con él.

—Supongo que vienes a por mí. La tecnología de esa pistola te delata—dijo la científica.

—Es lo mejor para nuestro planeta.

—¿Puedo recoger algunas cosas?

—Si no son vitales para la misión, lo mejor es que no. Debemos irnos.

Hablaron durante el trayecto hasta el bosque donde se ocultaba la nave.

—Conozco tus libros y tus divulgaciones científicas—dijo XZ.

—Y yo que pensaba que eras una leyenda de FarFarOut, y que en realidad no existías—dijo ella.

Ambos rieron.

En la nave, Crom configuró la ruta de vuelta y al caer la noche despegaron rumbo a su planeta.

—En la Tierra tienen sus problemas, no te lo negaré —dijo Neeah, con un tono de voz que rozaba la melancolía—, pero saben disfrutar de la vida.

—Sobre todo, si tienes mucho dinero—dijo él. 

—Si, aunque yo no me estoy refiriendo a eso ¿Qué nos ha pasado a nosotros? — Se preguntó la científica—. ¿En qué nos hemos convertido? Hablo de abrazarnos, de bailar, de reír, hasta de amar.

—Pues pienso—dijo él—, que si los humanos tuviesen la posibilidad de viajar a FarFarOut y observarnos, dirían que nos hemos convertido en una especie de robots autómatas. En lo mismo en lo que ellos acabaran convirtiéndose.

Se miraron a los ojos.

—Eso lo dirás por ti—dijo Neeah acercando sus labios a los de Crom.

Desde cabina, las vistas eran espectaculares.

Comentarios

  1. Un relato redondo, Pedro. Mucha tecnología, pero al final lo que de verdad importa son los sentimientos. Me ha gustado mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que de verdad importa, y que fácil es no darse cuenta por la forma en que vivimos, Carmen. Muchas gracias por tu comentario y nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  2. Buen relato, en una sociedad "perfectamente organizada" el aburrimiento seguro que se convertiría en un problema grave y si se le añade un toque de deshumanización seguro que llevaría a la depresión a partes importantes de la población. Lógico que Neeah no quisiera regresar.
    Un salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angel , coincido contigo. Por cierto, te he echado de menos en esta convocatoria. Muchas gracias por tu visita y nos leemos. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Habran quedo perdidos los bitcoins? Es posible que muchos millonarios que hoy vivien entre nosotros tenga historias similares, quizas visitantes del futuro:

    Seria pues muy facil viajar al 2010 y comprarse unos cuantos de esos bicoins, es mas se me hace que fue la misma Neeah la que se invento esa moneda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jose. Todo el dinero se quedó en la tierra, jejeje. Muchas gracias por tu visita y nos leemos. Saludos.

      Eliminar
  4. Preciosa historia. Muy bien hilada. Te ha quedado redonda. Además tiene una ternura insospechada entre tanta pistola laser. Pero sobre todo habla del "robotismo" que nos va aquejando cada día un poco más. ¿Debo decir que me encantó?
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juana. Pues si , desgraciadamente es hacia donde vamos a pasos agigantados. Me alegro que te haya gustado. Muchas gracias por tu visita y nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola, Pedro. Me ha gustado mucho la historia, el ritmo, la acción. Pude imaginar cada escena como si la estuviera viendo. Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mirna. Pues me alegro que te haya gustado. Esta vez hemos tenido historias para todos los gustos y aun falta alguna por ahí, creo. Gracias por la visita y nos leemos. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy original. Uno imagina que las sociedades extraterrestres son mejores que nosotros, tu relato retrata la posibilidad de que no lo sean tanto y de que nuestra pequeña Tierra tenga aún muchas cosas buenas. Interesante. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana. Pues creo que alguna cosa buena queda todavía , aunque no las vamos cargando poco a poco. Gracias por comentar y nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Hola, Nuria. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Por cierto, creo que he tenido algún problema en tu blog a la hora de comentar. Hice un comentario ayer , y no lo veo reflejado, tal vez sea problema mío, pero por si acaso te lo comento. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  8. Romanticismo extraterrestre. Genial, je,je. Por un momento he creído que ambos se quedarían el la Tierra, para disfrutar de los placeres humanos. Pero, bueno, parece que el amor que se profesarán los unirá sea cual sea el sustrato en el que vivan.
    Me ha gustado mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep. Si, toque romántico, jejeje. Esperemos que acaben juntos y no sea solo el principio de una gran amistad. Muchas gracias por tu visita y comentario. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  9. Hola, Pedro. Tu historia me ha parecido un episodio de El Santo en versión extraterrestre. La dinámica de la acción y la sutileza romántica final para mi un acierto que me han hecho muy entretenido tu micro. Saludos y suerte 👽🖖🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, JM. Conozco la serie de oídas. En mi época estaba la película , protagonizada por Val Kilmer , que aunque no tuvo muy buenas criticas, para mi es un placer culpable, jejeje. Me alegro que te haya gustado. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  10. ¡Vaya dominio de los tecnicismos!
    Un relato desarrollado a base de acción, con una buena relación entre la parte dialogada y narrada.
    Creo que si los marcianos conocieran tu cocina, Pedro, seguro que se quedarían en la tierra.
    Un abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ayayay...! Disculpas, ya ves que a despistada no me gana nadie :(

      Eliminar
    2. Hola, Isabel. No te preocupes , son estas cosas divertidas que hacen que la vida sea mejor y nos riamos que es de lo que se trata. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hola, Pedro. También a mí me ha gustado mucho tu relato. Los diálogos le dan mucho ritmo y lo hacen muy fácil de leer. La historia es muy original y la dulzura del final me ha encantado. Felicidades y mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marta. Me alegro mucho que te haya gustado. Gracias por tu comentario y por tu visita. Nos leemos. Saludos.

      Eliminar
  12. Hola Pedro. Un relato perfectamente enmarcado en la línea de la ciencia ficción, con dos escenarios que se enlazan entre si con naturalidad. Describes la evolución de una sociedad excesivamente tecnificada que ha dejado de lado las emociones, algo que tal vez ya se note entre nuestras sociedades occidentales y el llamado tercer mundo. Introduces varios tecnicismos con un sustento real que le dan mayor credibilidad, como corresponde en un relato del género, y te apoyas en los diálogos como vehículo conductor de la trama. Me ha gustado tu trabajo, sin duda con posibilidades de optar a un Tintero. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jorge. Muchas gracias por tu comentario. Me alegra mucho que te haya gustado y gracias por tu análisis tan exhaustivo y certero del texto. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  13. Gracias, Pedro, por participar con este relato en el homenaje a HG Wells y La guerra de los mundos. Un abrazo y suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti , David. Ya te lo hemos dicho muchas veces, por tenderle puentes a la imaginación. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Una historia futurista narrada a ritmo de western.
    Sin sentimientos y emociones creo que el ser humano perdería todo su potencial y razón de ser.
    Aunque solo sea por ello, merece la pena ser humano.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco. Pues si, le quise dar un ligero toque de western al relato con la figura del pistolero solitario y los diálogos. De acuerdo contigo en lo de las emociones, firmo lo que dices. Muchas gracias por tu comentario, nos leemos. Un abrazo.

      Eliminar
  15. Pedro, me ha gustado mucho cómo has dosificado el relato tanto en su estructura narrativa como argumental. La sutileza romántica en medio de tanta tecnología queda con ese halo "friki", si me permites la palabra, que concede el punto emocional perfecto. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Matilde. Como me alegran esas palabras viniendo de ti. Muchas gracias por pasarte. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  16. El final es lo que más me ha gustado. Esa puerta abiera a conservar sentimientos "humanos", que no solo el dinero da la felicidad... A menudo imaginamos a los seres de otros planetas sin interés por el amor/sexo, como si solo aportara ruindad. Menos inteligencia. Por eso me ha gustado el final.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jose. Me alegro que te haya gustado. La critica velada al capitalismo está ahí en el relato y por supuesto en lo de los sentimientos ,las emociones , el interés en el amor y el sexo, coincido contigo. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  17. ¡Hola, Pedro! Soy Beri. Muy entretenida tu historia. Me ha gustado mucho el ritmo que le imprimes con los diálogos, muy apropiado tratándose de un relato con un marcado componente de acción. Buen trabajo. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beri. Me alegro mucho que te haya gustado. Muchas gracias por tu visita y por comentario. Nos leemos. Un abrazo.

      Eliminar
  18. Relato puro de ciencia-ficción, con lenguaje técnico apropiado al tema. A pesar del mundo extraterrestre, siempre queda esa esperanza que recoges en el final de tu relato. Felicidades! Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola , Mayte. Si, yo al menos mantengo la esperanza. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  19. Hola, Pedro. Un relato pleno de acción, un auténtico thriller intergaláctico. En el que los protagonistas se enfrentan al dilema razón/emoción de dos civilizaciones contrapuestas y de diferente desarrollo tecnológico pero con muchos puntos comunes. Me ha gustado tu historia. Buen relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carles. Exacto, ese dilema que todos hemos sufrido. Me alegro que te haya gustado la historia. Nos leemos. Gracias por tu visita y por tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  20. Muy buen relato. Lo que has dado a conocer en tu relato, es que los ET tienen una virtud que no tienen la mayoria de los humanos; no les interesa el dinero ni son avaros!! En cuanto a que son aburridos; es para pensar. A veces es mejor ser...que parecerlo. No crees? Muchos éxitos en tu participación, Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Daniel. Nos harían falta muchos de estos en la Tierra, a todos los niveles, cuanto mejor nos iría. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  21. Muy buen relato. No está muy equivocada la científica: está en uno mismo escapar del dogmatismo y abandonarse al corazón. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beba. Siempre hay que ir a la contra en estos tiempos, donde nos quieren convertir en inservibles máquinas. Gracias por el comentario y suerte. Un saludo.

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. Hola, Cabrónidas. Lo que tu digas, jajaja. Me pasé a leerte. Gracias por la visita y el comentario. Saludos.

      Eliminar
  23. Hola, Pedro. Una historia de detective con chica en peligro pero con un escenario totalmente inusual y atractivo. Me caen bien los protagonistas de tu relato y espero que consigan sacar a su planeta de sus problemas y que vuelvan a disfrutar de la vida.
    Muy buen relato. Suerte en el Tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bruno. Muchas gracias por tu comentario y por tu visita. Seguro que si, que la cosa acabará bien. Gracias y un saludo.

      Eliminar
  24. Muy interesante tu relato, y lleno de acción.
    Me gustó el mensaje final, parece que el progreso es sinónimo de automatización de las emociones. Mientras más crece lo tecnológico, más decrece nuestra parte humana. Y al parecer, a nosotros nos espera un futuro similar a la de esa raza alienígena.
    Suerte en el concurso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cynthia. Pues efectivamente, es a lo que vamos como especie, en lo que nos quieren convertir, pues es lo que mas conviene. Muchas gracias por tu comentario y tu visita. Suerte y un saludo.

      Eliminar
  25. Hola, Pedro. Ya decía yo que eso de los bitcoins era como de otro planeta, je,je,je.
    Un relato trepidante, con acción a raudales, y no solo por la parte del tiroteo, sino por todo el relato en sí. Los diálogos, la narración describiendo acciones, todo va enfocado hacia unos personajes que no paran quietos, y eso hace que el relato vaya adelante con un ritmo de lectura endiablado.
    Incluso los nombres de los extraterrestres ayudan a esa fluidez; son extraños pero legibles, no cortan la narración. Muy buenos recursos, se me ha hecho corto. Y bueno, el final y su mensaje digno de mención. Y es que, te vas con ese aspecto optimista que aún se puede encontrar en la tierra. Esperemos que dure.
    Me gustó mucho.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pepe. Pues como tu dices, esperemos que dure. Me alegro que te haya gustado, viniendo de ti ,que de esto de la ciencia ficción sabes algo, es un elogio. Mucha suerte en el concurso. Nos leemos . Un abrazo.

      Eliminar
  26. Hola, Pedro. Una versión distinta a lo que hasta ahora había leído aquí. Me ha parecido muy fresca, dinámica e intrigante. Al final mucha tecnología, pero donde estén unos buenos achuchones que se quite todo. Me parece que los bitcóin, plural bitcoines, darán mucho juego. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isan. Gracias por tu comentario y por tu visita. Al final , las pequeñas cosas son las que más nos llenan. Un abrazo y suerte en el concurso.

      Eliminar
  27. Estupendo y redondo final, Pedro.
    Pienso que la clave de cualquier relato es ir de menos a más y cerrar con algo que nos deje una sensación de sorpresa, emoción o esperanza. Y qué mejor esperanza para cualquier poblador del Universo que el amor o ya puestos el poliamor pero eso sería para otro relato je, je.
    Fantástico tu aporte para El Tintero de Oro.
    Mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel. Pues lo del poliamor nos daría para otro relato, seguro, jajaja. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  28. Un relato cargado de una cruda realidad, y una mezcla de emociones que al fin y acabo, de eso se trata estar en el universo de "Vivir y ser" Saludos cordiales desde Puerto La Cruz Anzoátegui Venezuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y por tu comentario , Perlas. Un saludo.

      Eliminar
  29. Interesante relato. Primera vez que te leo y me quedo.

    ResponderEliminar
  30. Hola Pedro muy buen ritmo narrativo, electrizante, me ha gustado leerlo de principio a fin , y ese mensaje de como perdemos lo mejor del significado de ser humanos mientras medramos tecnológicamente, genial el enfoque del relato, y muy bien escrito, enhorabuena. Saludos un abrazo y suerte en el tintero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mik. Me alegra que te haya gustado. Nos leemos. Gracias por la visita y suerte para ti también.

      Eliminar
  31. Hola Pedro, un relato llevado a buen ritmo, y bien lograda la ambientación, muy visual y con algo de expectación y acción que transcurre tranquila, sin llegar al extremo ni al enredo, y con un potente mensaje, sobre la felicidad. Al parecer las emociones terminan estorbando al supuesto progreso, o lo contrario, el progreso termina haciendo añicos las emociones.

    Me gusta tu relato, al final todas las especies de vida terminan siendo iguales, se apoyan entre ellos y protegen, pues temen y desconfían de lo desconocido, y por alguna enigmática razón, y de manera diferente, se aman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Harolina. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Nos leemos. Un saludo.

      Eliminar
  32. felicitaciones por tus logros que son muchos Un abrazo desde Miami

    ResponderEliminar

Publicar un comentario